CANTOS DEL WEST HIGHLAND WAY 10. En el camino hacia Inveroran, West Highland Way

Edgardo Montero

10-03-2024 • 1 min

10. En el camino hacia Inveroran, West Highland Way

Nos gusta ascender montañas por qué nos marcan la dirección correcta hacia la que deberían ir nuestras acciones y plegarias, pues al final, la gran meta está arriba y adelante, y la única forma de llegar a ella es moviendo los pies y alzando la cabeza.

Y una vez que llegamos a la cima nos gusta contemplar el paisaje desde arriba, porqué así comprendemos la infinitesimal partícula que somos en la composición del universo, y al vernos en perspectiva nos damos cuenta, de la ridícula arrogancia en la que estamos encerrados, al darnos tanta importancia.

Nos gusta perdernos en la naturaleza pues en la libertad encontramos la ubicación correcta, somos pasajeros momentáneos, estamos siempre de paso, este es un viaje de ida, en el que no hay descanso, ni regreso, siempre nuestros minutos van caducando.

Nos gusta leer y escuchar lo que dicen los demás, pues al escucharlos vemos que somos nosotros hablándonos desde otra perspectiva, la más profunda verdad que negamos es que somos uno mismo, somos interdependientes y estamos conectados, el elemento de unión es el aire que respiramos.

Nos gusta regresar a la madre tierra, pues en esta conexión física, amorosa, espiritual, poética nos reconciliamos con las verdades que obviamos, y que debemos repetirnos mil veces para no olvidarnos, estamos conectados, en este momento lo estamos tu y yo a través de las palabras, en esta tierra a través de las acciones que realizamos, lo sentimos al sumergirnos en el silencio y cuando accedemos a lo más profundo que tenemos, a la armonía celestial del viento que nos comprueba nuestra conexión con lo eterno.